Sobre el petitorio CONFECH y las movilizaciones

Resulta evidente que dentro del petitorio hecho por la CONFECH hay algunos puntos que debemos considerar como un paso adelante si lo contrastamos con la situación actual. En particular la reapertura del Fondo Único de Acreditación socioeconómica (FUAS) y el beneficio de 113.000 pesos, pese a ser insuficientes ante la magnitud de las necesidades generadas por causa del terremoto, claramente significan mejores condiciones que las actuales en la trágica situación que afecta a los compañeros de las zonas más afectadas por el terremoto.

Ahora bien, creemos que, como estudiantes comprometidos socialmente, debemos ir más allá y cuestionar el carácter privado que la reconstrucción ha tenido. Así mismo, cuestionar el vergonzoso negocio de aquellos empresarios que donando dinero logran la reducción de sus impuestos y presentarse ante la opinión pública como los benefactores del “Chile que se pone de pie” – qué mejor estrategia publicitaria!

Debemos considerar también que las medidas que se proponen por parte de la CONFECH son transitorias y responden la contingencia. Sin embargo no debemos pecar de ingenuos y creer que con acciones como el levantamiento de un petitorio basta: sabemos que hay leyes y reformas educativas en marcha por parte del gobierno de la derecha, todas tendientes a profundizar la mercantilización del sistema educativo. Y tenemos que hacerles frente.

Es en este contexto que este 12 de Mayo, miles de estudiantes hemos salido a la calle a manifestar, no sólo nuestro apoyo al petitorio originado en el CONFECH, sino también, para poner en el debate público problemas de fondo en la educación como, por ejemplo, la inquebrantable privatización de la ha sido objeto no sólo desde las últimas reformas propuestas por el gobierno de Piñera: la privatización de la educación es un fenómeno de larga duración que se inicia en los años ’80, se implementa a lo largo de los gobiernos de la Concertación y actualmente, sólo está siendo perfeccionada.

Nuestra propuesta como FEL es que debemos situarnos en el largo plazo y considerar que cada una de las acciones que como estudiantes emprendamos deben guiarnos hacia la (re)construcción de una educación igualitaria, justa, gratuita y autónoma que se haya liberado de ideas tales como que la educación es un negocio y que, por lo tanto, sería lógico mejorar y ampliar el actual sistema crediticio que cada día engorda a la banca.

El llamado a todos los que se comprometan es a organizarnos de manera permanente para lograr que movilizaciones como la del miércoles no sean un mero saludo a la bandera, debemos lograr que la manifestación de lo que queremos se transforme en un punto inicial en la creación de un estudiantado empoderado, que actúe convencido de que, como sujetos activos, debemos influir en los distintos ámbitos de la convivencia social, sin caer en separaciones que hacen distinción entre nuestra condición de personas, estudiantes, hijos de trabajadores. Es decir, reconocernos como una parte dentro las luchas del movimiento social y, en consecuencia, apoyar las luchas del movimiento social en su conjunto.Nuestra tarea, entonces, es integrar las distintas luchas para que no nos pasen gato por liebre, de nuevo, y pensar-actuar las movilizaciones de tal manera que se conviertan en un paso más dentro del proceso de acumulación de fuerza para llegar a los fines de una educación y sociedad mejores.

A CONSTRUIR DESDE ABAJO PODER ESTUDIANTIL,

¡ARRIBA LXS QUE LUCHAN!

Anuncios

¿Y tú, qué piensas?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s