Seguridad en la UC

La seguridad es un tema que ha entrado a preocupar a nuestra comunidad, esto impulsado por sucesivos robos que han ocurrido en los campus, en todo caso nada tan grave como para volvernos paranoicos como algunos, pero sí para estar atentos y actuar. Ante este problema tenemos varias opciones, una es la de aumentar las medidas de seguridad directa, la represión, es decir, más cámaras, pedir la credencial en las entradas, revisar bolsos y mochilas. La otra es hacernos partícipes y co-gestores de nuestra propia seguridad. No hay que olvidar que aquí dentro, tanto como fuera, los problemas no se solucionan a palos, sino que tratando de solucionar los problemas de fondo que llevan a que esto suceda.

Nuestra propuesta es que debemos comenzar a tomar un rol activo para solucionar este tema, pero no de manera represiva, sino que uniendo más a los diferentes sectores de nuestra comunidad. Una de las razones por la que no ha sido posible una seguridad satisfactoria es por el desconocimiento y separación que existe entre los guardias y el resto de la comunidad universitaria. Los guardias efectivamente no nos conocen, no saben las diferencias de realidades y necesidades en las distintas facultades, y francamente no se sabe si están para cuidarnos o para cuidar a la u de nosotros. No es extraño que los momentos en que los guardias o los sistemas de seguridad de los campus están más alertas y preparados es cuando hay fiestas y su centro de preocupación sea el alcohol, el cuidado de infraestructura (se la cuida de nosotros), o impidiendo que se dañe el “nombre de la Universidad”. Esta es la grave falla que nos proponemos zanjar.

Queremos que los guardias de cada facultad o sector (entendiendo como guardias a los de security corp) sean los mismos permanentemente y que los estudiantes, a través de nuestros voceros democráticos y delegados por las bases, podamos reunirnos con ellos en consejos para poder ver nuestras necesidades específicas, nuestras maneras de actuar, poder planificar conjuntamente ciertas cosas y comenzar a hacernos cargo de nuestra propia seguridad. Para esto tenemos que coordinar las reuniones, averiguar el número de guardias y conocer sus turnos de manera que podamos planificar de manera seria las cosas. Esto no abandona de que también debamos ayudar poniendo atención en donde dejamos nuestras pertenencias y cuidando nuestras cosas. Pero sin que los guardias nos conozcan y sin conocerlos a ellos no podremos apoyarnos en solucionar este problema. Únicamente a través de nuestra participación activa y el conocimiento mutuo con los guardias podremos terminar con los problemas de seguridad que tenemos ahora sin tener que abrir nuestras mochilas y entregar nuestras credenciales cada vez que entremos a la UC.

Lo importante aquí no es solamente estar más seguros, sino que hacerlo de una manera que sea constructiva, útil y no centrada en la represión. Las ventajas que le vemos a la alternativa propuesta (los consejos con los guardias de security corp), es que nos permite darle al problema una salida definitiva, participativa, y que en pocas palabras nos permita entrar a discutir el como hacemos universidad (ya que este es un tema importante para todos) desde nuestras propias necesidades. No podemos permitir que se siga decidiendo sobre todo sin nuestra participación, esto es dejarle el poder de las decisiones y medidas a la autoridad y queramos o no, sabemos que ella no actúa movida solamente por el querer asegurarnos a nosotros una alegre estadía en nuestra casa de estudios.

¿Y tú, qué piensas?

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s